¿Qué es un ERP?

Es un hecho que muchos no entienden la ciencia detrás de la informática, pero sí conocen lo que es capaz de lograr. Uno de estos recursos que han ganado notoriedad es el ERP o software de gestión de recursos empresariales. Con múltiples funcionalidades, este recurso intenta convertirse en una solución integral que permite controlar un negocio de forma automática y remota.



Estos programas están estrechamente vinculados con la inclusión de tecnologías avanzadas. Por sus características y desarrollo, se han vuelto herramientas imprescindibles para el empresario moderno. Esto hace necesario investigar un poco más sobre sus aspectos más relevantes y cómo pueden ayudarle.


Evolución del ERP

Los 60s representaron una época de grandes cambios para la humanidad. Uno de ellos está vinculado al ERP, cuyo origen militar fundado en el control de materiales, inventarios y ubicación de personal, luego representaría una inevitable evolución hacia el mundo de los negocios.

Lo que en principio se conoció como MRP 1 (Planificación de Requisitos Materiales) y MRP 2 (Gestión de Recursos Manufactureros), dió paso al software de planificación de recursos empresariales. Todo esto ocurría entre los años 70 y finales de los 90, décadas marcadas por los primeros pasos de lo que hoy conocemos como la Internet.

El ERP en la forma en que lo conocemos logró impactar la digitalización y automatización de las empresas a partir del año 2000. Aunque en ese entonces era considerada una solución costosa, sus ventajas no pasaron desapercibidas. Su capacidad de integración, mayor visibilidad y acceso en tiempo real siguen mejorando de forma sustancial.

De hecho, en la actualidad estas plataformas han pasado al dominio de la nube, lo que elimina la inversión en infraestructura. Además, su diseño puede configurarse para trabajar con programas especializados, incorporar análisis mediante big data, habilitar dispositivos IoT y usar diversas tecnologías avanzadas para la optimización de procesos.


¿Qué es un ERP?

Es un sistema basado en un diseño modular que permite gestionar todos los procesos de su empresa o negocio. En la práctica, funciona como una plataforma centralizada que procesa el flujo de información que se genera en los distintos departamentos que componen la cadena de suministro.

Los ERP pueden ser sistemas básicos personalizables que aceptan la inclusión de otros módulos para automatizar diferentes tareas. En función del modelo de negocios que usted tenga o según su infraestructura informática, puede usar sus servidores o la nube. Su implementación potencia la automatización de tareas, visibilidad, accesibilidad, información en tiempo real y además es de manejo sencillo.


Existen muchas clases de ERP en función de especificaciones a medida o que pueden ser adaptadas. Entre sus características comunes, podemos resaltar:


●       Base de datos única. Dada su naturaleza centralizada, es lógico pensar que la información estará reunida en un solo sitio. Esto tiene como propósito que cada gerente o jefe de departamento tenga acceso a ella cuando lo necesite. También facilita la restricción por razones de seguridad y para conveniencia del personal más calificado.


●       Facilita la integración. Un ERP está pensado para coordinar, organizar, agilizar y estructurar procesos más eficientes. Es una solución transversal que conecta las áreas críticas para mejorar el funcionamiento general de la empresa. Estas ventajas promueven el ahorro de costos, mayor rentabilidad y una productividad basada en métricas más fiables.


●       Operatividad en tiempo real. El tiempo es un factor que puede darle a su empresa una ventaja competitiva. El manejo de datos en tiempo real es invaluable para la toma de decisiones acertada. Esta capacidad contribuye a un análisis más preciso de lo que está bien, lo que puede mejorarse y lo que necesita corregirse.

Como parte de esta funcionalidad integrada, estas plataformas incluyen módulos que son comunes dentro de las empresas. Así usted puede controlar desde un dispositivo móvil u ordenador, departamentos como compras/ventas, recursos humanos, logística, finanzas y todo lo relacionado con el proceso productivo.

Por otra parte, los ERP tienen la capacidad de incorporar tecnologías innovadoras para la gestión de clientes y proveedores, como los CRM. Aunque tienen un funcionamiento parecido, éste último apunta está más orientado a mejorar las estrategias de marketing, la captación de nuevos prospectos, el gasto medio por usuario, la satisfacción y la comunicación omnicanal.


Tipos de ERP

Al igual que otros sistemas, el software de planificación de recursos empresariales tiene su propia clasificación. Esta valoración depende en gran medida de la complejidad que requiere su implementación y el tamaño de la organización o empresa. En este sentido, usted tiene la opción de elegir según el nivel de su negocio, que puede ser:


●       Tier I (1er nivel). Están enfocados a empresas con alcance global que deben manejar diversos idiomas, divisas, reglas de contabilidad, normativas y más. Aquí también están incluidas las administraciones públicas debido a la magnitud de sus operaciones. Los programas de Oracle, SAP, CGI, Infor, CompuServe y Microsoft son los más destacados.


●       Tier II (2º nivel). Están diseñados para compañías internacionales que no operan a escala global. Su rango de operación puede estar limitado a sucursales en otros países y organizaciones gubernamentales locales. Los más reconocidos son: Epicor, IFS, Sage, Lawson, Ross, entre otros.


●       Tier III (3er nivel). Menos avanzados que los anteriores, abarcan la mayoría de operaciones comerciales de organizaciones medianas. Sirven para gestionar divisas, idiomas, inventarios, ecommerce, proveedores, clientes y más.


●       Tier IV (4º nivel). En esta categoría encontramos los ERP creados para Pymes o microempresas que necesitan mayor automatización. Por lo general, solamente incluyen módulos de finanzas y procesosbásicos.


¿Por qué implementar un ERP?

Existe una gran cantidad de ventajas evidentes de estos sistemas tanto para usted como para su negocio. Estos beneficios pueden resumirse en una estandarización de los procesos para lograr la optimización idónea en términos de operatividad.

El saber qué es un ERP le brinda la posibilidad de buscar la solución más acorde a sus necesidades, para alcanzar y satisfacer sus expectativas empresariales. Si usted no cuenta con un socio estratégico para promover esta transformación digital, le ofrecemos nuestra asesoría experta sin compromiso sobre cualquier duda que tenga sobre este tema.

Autor: Juan Carlos Franco

Juan Carlos Franco es experto en implementación de sistemas ERP. Apasionado por la optimización de procesos. Optimista en la aplicación de nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia en las empresa.

Blogs recomendados

La necesidad de un mayor control y centralización de procesos que ayuden a la eficaz toma de decisiones, ha llevado a muchos empresarios a adoptar nuevas tecnologías como los ERP (Enterprise Resource Planning por sus siglas en inglés) o, al menos, pensar en incorporarlas. Pero, ¿son los ERP capaces de sistematizar los procedimientos empresariales por sí solas? Y de no ser así, ¿qué conviene saber de antemano para que esta tecnología rinda todo su potencial para tu negocio?

La irrupción abrupta de la pandemia por covid-19 revolucionó el funcionamiento de las empresas. Muchas debieron frenar sus actividades. Sin embargo, las que ya contaban —o rápidamente contrataron— un sistema en la nube (cloud computing), no solo no detuvieron su operatividad sino que obtuvieron amplios beneficios adicionales.